logotipo Sandav png

Contacta con nosotros.

Cualquier equipo de trabajo va a pasar por diferentes momentos a lo largo de su vida.

La gestión del cambio es una de las competencias clave de un líder de equipos, de hecho en los últimos tiempos puedo decir que esta competencia ha tomado especialmente relevancia.

El líder tiene que normalizar el cambio, darle la bienvenida y empezar a concienciar a su equipo. Es la obligación de cualquier líder estar pendiente y actualizarse y actualizar al equipo. No sólo consiste en hablar sobre ello, también recomendamos incluir en nuestros valores y principales principios la capacidad de adaptación, flexibilidad y gestión del cambio.

Un equipo no es lo que es, es todo lo que puede llegar a ser cuando cambia.

Los equipos estáticos están destinados a desaparecer. Ya que todo cambia los mejores equipos son los que se adaptan al cambio, da igual la forma que este cambio tenga.

Hay un increíble cambio en los modelos de líder que tienen que incorporar a su gestión los siguientes factores: Innovación, talento, diversidad, medio ambiente, bienestar, gestión de la desigualdad, digitalización, formación continua y trabajo híbrido.

La cadena hotelera Intercontinental Hotels Group hackeada por usar una contraseña demasiado común

La cadena hotelera Intercontinental Hotels Group hackeada por usar una contraseña demasiado común

1. LA INNOVACIÓN. Es una competencia necesaria para una persona que quiera liderar una organización. Si no haces nada no te vas a equivocar. Ahora ya no basta con estar al día. Tenemos que incorporar al modelo una innovación disruptiva.

2. EL TALENTO. No solo tiene que ver con la forma de incorporar o retener talento sino más bien con los resultados esperados y esperables de las personas. Los modelos de liderazgo basados en el presencialismo, compromiso eterno, búsqueda de carreras profesionales… fracasarán aunque puedan conseguir resultados a corto plazo.

3. DIVERSIDAD. Con especial atención a la inclusión de personas con edad y experiencia. O somos capaces de generar entornos y modelos organizativos que incorporen con eficiencia a personas con edades diversas -desde los 20 a casi los 70- o perderemos talento. También hay que prestar atención a la inclusión y gestión de factores culturales y colectivos infrarrepresentados.

4. MEDIO AMBIENTE. No puede ser líder quien no tiene una dirección clara y responsable del impacto medioambiental de la actividad de la compañía. Ese talento que queremos atraer tampoco querrá trabajar con nosotros si no coinciden las políticas de cuidado del medio ambiente con sus propios valores.

5. BIENESTAR. El concepto más amplio de healthcare del cuidado de la salud. En especial, el gran reto del liderazgo actual tiene que ver con la salud, con la salud emocional. Es una de los pendientes que ha dejado de manifiesto la pandemia.

6. GESTIÓN DE LA DESIGUALDAD. Es la capacidad de la empresa, en especial de la gran empresa, que se vele por que respeten -y detectar cuándo no- los derechos más básicos del ser humano. Es una lucha contra la desigualdad. La crisis sanitaria ha tenido mucho que ver con la desigualdad que se está produciendo y son situaciones que no son sostenibles.

7. DIGITALIZACIÓN. Vamos tener que ser capaces de liderar personas y equipos y recursos con capacidad semiautónoma. Estos grupos van a interactuar de forma directa y continua, algunas veces de forma traumática, con las personas y los equipos, y su líder, deben estar preparados.

8. FORMACIÓN CONTINUA. Alcanza a todos en la organización. Hay que fomentar de forma activa y permanente la actualización. Es un proceso que no debe acabar nunca. Alguien que no tenga claro cómo afecta la inteligencia artificial a los procesos y personas será muy difícil que sea capaz de liderar.

9. TRABAJO HÍBRIDO. Es algo que realmente va a condicionar la forma de liderar equipo. Es el trabajo en el que las fronteras entre el trabajo a distancia o remoto se va a mezclar con el resto de modalidades de trabajo.